Mi iniciación

Fotografía: Alfredo Urdaci

He de decir que la sumisión y dominación no tienen nada que ver con las temáticas populares de machismo o feminismo, es un craso error vincularlas, ya que en el bdsm el intercambio de roles es pactado, respetado y apreciado, mientras que lo segundo es un desequilibrio basado en una falsa cultura, arrogante posicionamiento o inapropiada educación. En el bdsm la educación es fundamental, la cultura es compartida y el posicionamiento se basa en el respeto. Sí, en el respeto, aunque cueste creerlo, lo es todo: respeto a la otra parte, que de alguna manera es tu otra mitad, un pedazo de ti, un espejo donde se refleja tu otro yo que se ha polarizado para poder experimentar las emociones más intensamente.

En mi iniciación fuimos avanzando, hasta que llegó el día que recibí un castigo físico. Yo sabía que no era violencia; no era porque estuviera enfadado ni porque yo hubiese hecho nada que le molestase, en absoluto tiene que ver con las mundanas relaciones. La vida personal desaparece cuando estás en una sesión, solo existe este universo donde uno ejerce un papel y el otro el opuesto. Por supuesto que el dolor es real, pero la manera de entenderlo y gestionarlo por mi centro emocional es… muy distinto. Ese contacto físico en un contexto cotidiano me hubiera supuesto dolor físico, que se desarrolla en dolor mental por no comprender el motivo o sentirlo injusto, y finalmente dolor emocional de pena o angustia. En el bdsm el dolor físico es el mismo (que nadie piense que duele menos), pero ya en el desarrollo mental lo comprendes como necesario o experiencial, y finalmente en el emocional lo transmutas a placer. Placer auténtico, desbocado, único e inenarrable. Es un placer doble, bidireccional: uno de recepción donde disfruto por vivir la experiencia, y uno de emisión por satisfacer a la otra parte.

6 respuestas a “Mi iniciación”

  1. Buenas, yo estoy muy interesada en el mundo del BDSM, se que no tiene nada que ver con las relaciones»normales», mi duda es como saber bien si eres sumisa o dominante, porque hay ocasiones en las que me gusta que me dominen y otras en las que me gusta dominar, aunque estas últimas son muy pocas

  2. Can I simply say what a relief to uncover somebody that truly understands what they are discussing over the internet. You certainly know how to bring an issue to light and make it important. A lot more people must look at this and understand this side of your story. I was surprised that you are not more popular given that you most certainly have the gift.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


error: Alerta: ¡La selección de contenido está deshabilitada!